Breaking Bad Wiki
Advertisement

Nippy es el decimo episodio de la sexta temporada de Better Call Saul, y el sexagésimo episodio de toda la serie. Este episodio se desarrolla tras los sucesos de Breaking Bad y las escenas en blanco y negro, siendo la continuación de la escena inicial en blanco y negro de Magic Man.

Resumen[]

Introducción[]

En 2010, una anciana llamada Marion viaja en su scooter de movilidad por un supermercado en Omaha, comprando alimentos. De camino a casa, su scooter se queda atascado en la nieve. Atrae la atención de "Gene Takovic", que grapa carteles por el barrio buscando un perro perdido llamado Nippy. Se ofrece a ayudar a Marion, durante lo cual corta el cable de control de su scooter para asegurarse de poder llevarla manualmente hasta casa.

Trama[]

Jeff, el taxista que habló con Gene en el centro comercial, llega a casa y encuentra a Marion, su madre, conversando con Gene en la cocina. Se ve obligado a sentarse torpemente a la mesa mientras Gene encanta sin esfuerzo a Marion, quien le dice a su hijo que se quedará a cenar. Más tarde esa noche, mientras sacan la basura, Jeff confronta a Gene por aparecer en su casa. Gene explica por qué Jeff no ha intentado chantajearlo ni denunciarlo: porque Jeff quiere participar en "el juego": el estilo de vida criminal. Gene ofrece la oportunidad de jugar de verdad; Jeff acepta con entusiasmo.

Gene regresa a su apartamento y se prepara una bebida mientras escucha el escáner de radio de la policía. Después de unos momentos de reflexión, saca su caja de zapatos escondida y recupera el anillo meñique de Marco. Al ponérselo por primera vez en meses, Gene parece ganar confianza cuando apaga la radio.

La noche siguiente, después de cerrar Cinnabon, Gene se aventura hasta la oficina de seguridad del centro comercial con una bolsa de Cinnabon. Allí, lo recibe Nick Evans, un guardia de seguridad desconfiado que lo reconoce de un incidente anterior que involucró a un ladrón. A Gene se le permite entrar y conoce a Frank Danielsen, un guardia con sobrepeso que dirige una estación de vigilancia. Gene presenta dos panecillos de canela a los guardias en supuesta gratitud por ayudarlo después de su desmayo. Mientras Nick sale para una patrulla periódica, Frank habla con Gene sobre fútbol universitario mientras come su delicia, de espaldas a los monitores de video de seguridad. Gene usa su reloj como cronómetro para medir cuánto tiempo le toma a Frank comer.

En el transcurso de varias semanas, Gene se involucra en esta nueva rutina: después de cerrar el Cinnabon todas las noches, les lleva un par de panecillos de canela a Nick y Frank, desarrollando gradualmente una relación con ambos; se mantiene al día con los avances en el fútbol universitario para mantener a Frank en la conversación. A medida que pasa el tiempo, descubre que Frank tarda unos tres minutos en terminar su rollo de canela. Mientras tanto, Gene visita los exclusivos grandes almacenes del centro comercial y cuenta los pasos entre ciertos estantes de artículos. Después de irse, anota sus medidas en una pequeña libreta.

Los datos que recopila Gene le permiten configurar una cuadrícula en un campo remoto, compuesta de palos y cinta adhesiva, donde hace que Jeff corra hacia ciertos puntos en un lapso de tres minutos. El plan es que Jeff robe algunas prendas caras de varias partes de la tienda fuera del horario de atención, con Gene monitoreando su progreso a través de los monitores de vigilancia. Al tomar solo unos pocos artículos de muchas áreas, pasarán desapercibidos hasta el momento del inventario, dentro de meses. Aunque están grabadas en los videos de seguridad, esas cintas se sobrescriben cada 72 horas, borrando la evidencia. Jeff expresa dudas de que el plan funcione, pensando que es una locura. Gene comenta que lo que realmente parecía una locura fue que un profesor de química de 50 años en quiebra entrara a su oficina y se convirtiera en multimillonario en un año. Convence a Jeff para que siga el plan.

Kathy, la gerente de los grandes almacenes, pide que le vuelvan a pulir una marca de desgaste en uno de los pasillos mientras cierra la tienda por la noche. Se le notifica que alguien está realizando una entrega sin previo aviso en el muelle de carga. Allí encuentra al amigo de Jeff, Buddy, disfrazado de repartidor, con una gran caja de madera que aparentemente contiene un pulverizador industrial. Al no haber pedido dicha entrega, Kathy pide hablar con su supervisor. El número que le da va a un teléfono desechable que pertenece a Gene, quien desempeña el papel del jefe del conductor mientras trabaja en la cocina del Cinnabon. Convence a Kathy para que permita que la caja permanezca en el muelle de carga durante la noche y la recogerán por la mañana.

Más tarde, después de cerrar Cinnabon, Gene vuelve a llevarles comida a Nick y Frank. Una vez que está a solas con Frank, le envía un mensaje de texto a Jeff, que se esconde dentro de la caja. Después de su entrenamiento, Jeff corre por los grandes almacenes, recupera tres de ciertos artículos y los deposita dentro de la caja; Gene lo observa a través de los monitores de seguridad mientras habla con Frank. Sin embargo, en el último tramo de su carrera, Jeff resbala en el piso recién pulido y queda inconsciente. Gene lucha por mantener la compostura frente a Frank cuando ve esto.

Desesperado por evitar que Frank se dé la vuelta y atrape a Jeff inconsciente en los monitores, Gene finge un colapso emocional en el que afirma que está solo en el mundo y que nadie lo llorará después de su muerte. Menciona que sus padres y su hermano están muertos y que no tiene esposa, hijos ni amigos. La triste historia distrae a Frank el tiempo suficiente para que Jeff se despierte y ponga los artículos robados restantes en la caja, luego corre al baño de hombres para esconderse. Una vez concluido el atraco, Gene sale de la oficina de seguridad y se recupera.

A la mañana siguiente, Kathy abre los grandes almacenes; Ni ella ni los demás empleados o clientes se enteran de los acontecimientos de la noche. Jeff sale de su escondite en el baño de hombres y Kathy se le acerca brevemente mientras finge buscar ropa. Oye a un trabajador de la tienda informarle que el "repartidor" ha regresado para recoger la caja. Una sonrisa emerge en el rostro de Jeff cuando sale de la tienda, al darse cuenta de que se ha salido con la suya.

En el garaje de Jeff, él y Buddy abren la caja y se maravillan con su botín, entusiasmados por el éxito de la travesura. Gene interrumpe la celebración chantajeándolos, advirtiéndoles sobre las sanciones legales por cada delito estatal y federal que acaban de cometer y amenazándolos con entregarlos si lo traicionan. Le insiste a Jeff que no son amigos y les advierte a ambos hombres que no se acerquen a él ni al centro comercial nuevamente. Cuando Marion pasa por el garaje en su scooter, el trío finge estar mirando el motor de un coche viejo para evitar sospechas. Al invitar a Gene a entrar, ella le dice que Jeff se reunió con una mala gente cuando vivían en Albuquerque y que Gene es una buena influencia para su hijo. Impulsado por su interrogatorio, Gene le dice que el Nippy ficticio fue encontrado por parientes que viven cerca.

Gene continúa trabajando en Cinnabon, esta vez con más entusiasmo que antes. Mientras recorre los grandes almacenes durante la pausa del almuerzo, se encuentra con una camisa y una corbata extravagantes, y posa con las prendas en el espejo. Una mirada de dolor aparece en el rostro de Gene, y decide volver a poner la ropa en el perchero y alejarse.

Reparto[]

Actores Principales[]

Actores secundarios[]

  • Pat Healy - Jeff
  • Jim O'Heir - Frank Danielsen
  • Kelsey Scott - Kathy Deutsch
  • Max Bickelhaup - Buddy
  • Carol Burnett - Marion
Advertisement